Su ubicación más cercana

Tu día comienza bien, como cualquier otro día, hasta que te llega el correo, y ahí está: ¡tienes la temida carta del IRS! No te preocupes, respira profundo y piensa que recibir una carta del IRS no significa que hayas hecho algo mal. El IRS puede mandarte una carta por distintas razones. Por ejemplo, tal vez te olvidaste de firmar tu formulario de impuestos, o tal vez solo tienen que hacerte una pregunta, nunca se sabe, así que no te espantes. La buena noticia es que Fiesta te ofrece asistencia con este tipo de correspondencia y en el caso de que tengas una auditoría del IRS. Por lo tanto, cuando recibas una carta sobre impuestos del IRS, sigue mis recomendaciones para manejarlo de la mejor manera posible.

  • No la ignores. Asegúrate de abrirla de inmediato, podría ser algo que necesita tu atención hoy mismo.
  • ¡No te asustes! Tenemos que decir esto, porque después de todo es correspondencia real que debes revisar (¡no se trata de ese tipo de correo que termina en la basura!).
  • Léela cuidadosamente. Esta es nuestra manera de decirte que ¡no la deseches como si fuera un volante publicitario! Si el Tío Sam te está escribiendo, es por una buena razón. Tómate tu tiempo para leerla y averiguar de qué se trata o llévala a la sucursal de Fiesta más cercana para que la leamos contigo.
  • Asegúrate de que no sea una estafa. El IRS se comunicará contigo inicialmente por correo postal, no a través de las redes sociales o mensajes de texto. Si recibes un mensaje a través de las redes sociales o en tu teléfono, podría tratarse de una estafa y siempre puedes llamar al IRS para confirmar.
  • Averigua qué necesitas hacer y cuándo. La carta del IRS puede ser solo información para ti, o puede requerir que hagas algo específico en una fecha determinada.
  • Llévale la carta a tu preparador de impuestos (si lo deseas). Aquí es donde el equipo de Fiesta puede ayudarte a descubrir de qué se trata la carta del IRS y ayudarte cómo debes responder.
  • Responde solo si se te indica que lo hagas. Algunas cartas requieren que las respondas mientras que otras no. Asegúrate de seguir las instrucciones de la carta que recibiste, incluidos sus plazos de entrega.

Ya lo ves, después de todo esto no es tan complicado, ¿verdad? Así, la próxima vez que recibas una carta del IRS sabrás qué hacer y no tendrás nada de qué preocuparte, porque en Fiesta estamos de tu lado y listos para ayudarte con esa carta oficial en cualquier momento del año que lo necesites. Visita tu sucursal de Fiesta más cercana para que podamos echarle un vistazo y ayudarte hoy mismo.

– Max